DIY Bolso a trapillo con rejilla

bolso trapillo con rejilla
DIY con el paso a paso para hacer este bonito y elegante bolso, realizado a trapillo con rejilla o malla de plástico. Seguramente muchos no conoceréis esta técnica, pero como observareis en la imagen, se puede hacer bolsos realmente preciosos, aparte de otras cosas como alfombras etc .

MATERIALES:

  • Hilo de algodón del color del bolso
  • Aguja de ganchillo del nº 10 y 5
  • Rejilla o malla de plástico
  • Trapillo ligero o fettuccia
  • Cadena metálica
  • Aguja lanera.

La rejilla se puede comprar en la sección de ferretería de una tienda de chinos, en Leroy Merlin o en ferreterías. (os recomiendo que os llevéis un trozo de trapillo para comprobar que el agujero os encaja perfectamente) El objetivo es que el agujero no haga más de 0.50 – 1 cm, dependiendo del grosor del trapillo. Mejor un trapillo ligero o fettuccia para que no pese tanto el bolso.

Puedes usar rejilla blanca y he cortar las piezas asegurando que tenga las medidas necesarias para la base, la parte delantera, trasera y los laterales. Introduciendo el trapillo en una aguja lanera comienza a tejer creando unos dibujos.

Comienza la labor en el agujero de la esquina y en este caso contamos 5 agujeros de más entrando en el ultimo.

Visto por la parte de atrás se puede ver como se va escondiendo la hebra que sobra mientras vamos tejiendo.

Puedes dar una forma escalonada y para has de tejer una de las puntadas con un ancho de 6 agujeros y otra de 5 agujeros

Esta pieza corresponde a uno de los laterales del bolso, este es el aspecto que nos queda de nuestro dibujo. (al pasar el trapillo por cada agujero no estiréis mucho para que os quede bien puesto, si lo estiráis mucho deformaríais la rejilla quedando abombada)

Tejiendo con los mismos pasos la parte superior de la rejilla nos queda así. Bonito, no?

Esta es una de las piezas grandes del bolso, siguiendo el mismo dibujo que en la pieza lateral, creando puntadas con un espacio de 6 agujeros y otra de 5, así toda la pieza.

Para tejer las piezas se corta tiras de trapillo de 1 metro de largo, cuando se acababa una escondía la hebra añadiendo la otra tal como se explica antes.

Una de las ventajas de tejer con rejilla es la poca cantidad de trapillo que necesitamos comparado con la técnica tradicional con ganchillo.

Como veis en la imagen la pieza lateral y las dos piezas grandes y el ovillo esta casi entero.

Podéis observar que se ha dejado un agujero alrededor de toda la pieza, servirá para unir las piezas entre ellas una vez las haya finalizado.

Como me queda espacio suficiente se hace una pasada de puntos rasos o deslizados a toda la piezas con la aguja del nº 5.

A la hora de unir las piezas pasar la aguja lanera enganchando las dos piezas por los extremos vigilando de no romper la rejilla tirando del trapillo con mucho cuidado.

En los laterales de las piezas grandes queda suficiente espacio para enganchar tejiendo con puntos bajos, en la parte derecha de la foto podéis apreciar la pasada de puntos rasos junto los puntos bajos.

Se ha dejado un libro del mismo tamaño del bolso dentro para que vaya cogiendo forma mientras puedes hacer el asa.

Para crear el asa coger una cadena y doblar por la mitad pasándola por la argolla de un llavero. A continuación  tejer el asa con una aguja del ganchillo del nº 10 y al finalizar enganchar la argolla del otro extremo del bolso.

El asa es mitad tejida, mitad cadena para mas comodidad al colgarla del hombro. Los cierres que se han usado es para enganchar la cadena al bolso los podéis encontrar en cualquier tienda de abalorios.

Para darle un toque mas elegante podéis coger una cadena y doblando por la mitad, coser con un hilo de algodón del mismo color del bolso los extremos en la parte superior de la pieza delantera.

Por ultimo buscar una tela parecida al color del bolso, hilos de algodón y una puntilla para forrar el interior.